Bichitos

Posted on agosto 22, 2017 , TTNK

“- Cucuruchu mushumuchu-”

Ese es el nombre que le puso Pierre al gecko ( Tarentola mauritanica) que encontramos  bajo una piedra en un lugar oscuro y dificil de encontrar.

Es la mitad del verano y ha llovido un rato, el bosque parece respirar de alivio.

Y nosotr@s.

Salimos tod@s a buscar bichos por ahi.

Hay lupas, frascos, y ganas de descubrir cosas nuevas.

Levantamos piedras pero las dejamos nuevamente donde estaban porque son la casa de muchos invertebrados, gusanos, hongos, y muchos mas habitantes minusculos de la comuna.

“- Dont touch his eyes”- dice Sally, la exploracion tactil del reptil iba en esa direccion.

Tiene la cola corta, la ha perdido hace unos dias nos cuenta Patty, cuando un predador lo ataca puede soltar su cola y escapar, y luego le vuelve a crecer!.

Lo tocamos, la piel es rugosa y fria.

El pobre reptil abre la boca en un grito silencioso, no le pasara  nada, solo lo miramos un rato y despues lo dejamos ir.

Victor acerca una piedra al animal y son iguales en color , manchas y textura, es un buen camuflaje para ocultarse el que tiene Cucuruchu.

Sus patas son raras, le sirven para caminar por donde quiera, en el suelo o trepar por cualquier superficie,  incluso cristal, ¡parece que tuvieran pegamento!

Todos  miramos con la lupa las partes que nos interesan y comentamos.

A Pepa le da miedo tocarlo, no se anima, bueno, lo hara la proxima vez.

Hay muchos mas escondidos en el bosque.

Son muy importantes para el ecosistema, mantienen controlado el numero de arañas, hormigas y otros insectos, se los comen por las tardes y la noche, en el dia tienen que tomar sol para poder controlar su temperatura.

A veces los encontramos cerca de las farolas, comiendo insectos voladores que se acercan a la luz.

Tambien observamos un milpies (Tachypodoiulus niger) que tiene un olor muy feo que usa cuando se siente amenazado.

Los bichos bola (Oniscidea) si que son faciles de atrapar, se hacen una bolita y los guardamos en un frasco, al rato caminan de nuevo, cuando caminan por las manos hacen cosquillas con las patitas.

Las dos hormigas que logramos meter en el frasco de cristal son imposibles de ver, porque estan corriendo hacia un lado y otro y no paran. Se nos escapan a los dos minutos.

El saltamontes si que se queda quieto un rato y vemos sus ojos raros que asustan un poco.

Matryoshka ( Матрёшка ) es una muñeca rusa que dentro tiene otra muñeca, que dentro tiene otra muñeca , que dentro tiene otra muñeca…

Nuestro bosque tambien contiene otros bosques dentro, que contienen otros bosques, y otros…

Universos dentro de universos

Partimos de lo que percibimos a simple vista, nuestro gran patio de juegos natural, inconmensurable, nos habla con el viento, nos hace llover, nos enfria, nos calienta, nos envia copos de nieve o rayos tremendos de sol…

Viven los pajaros, los conejos, los erizos, los reptiles, los insectos, los ratoncitos…

Y si vamos a las Matrioshkas mas pequeñas hay mas mundos, enteros y funcionales…

y en el agujero de ese tronco descompuesto… otro mas

y en la cuevita que esta entre esas dos rocas…

y bajo la hojarasca que esta a la sombra del algarrobo…

…y con la lupa encontramos realidades diminutas, casi invisibles,  aunque igualmente presentes en nuestro bosque en el que jugamos y aprendemos cada dia con nuestros amigos

….mundos extraños dentro de mundos extraños…

“- el ciempies es un bicho muy raro, parece que fuera muchos bichos atados…”

Cancion para un niño del siglo pasado y a cien mil kilometros de aqui…

La canta Bego, nuestra acompañante del verano.

Las canciones aqui se entreveran, se mezclan, idiomas, musicas, significados, palabras hermosas, palabras graciosas…tod@s las aprendemos de tod@s…

Vienen de antiguos reinos, de nuevas republicas, de indigenas lejanos, de anonimos cercanos, medievales, modernas, populares…raras…

….canciones, dentro de otras canciones.

Gracias Yumi

Yo también participé en ese curso que se impartió en Bosqueko.

La experiencia con Gabriel como guía fue magnífica, cercano, chistoso y muy profesional. Nos ofreció su conocimiento cual libro abierto y, además, estuvo muy dispuesto a recoger y aceptar esas pequeñas ideas que iban surgiendo de la mezcla de sus conocimientos con nuestra creatividad estimulada.

Sin duda una experiencia más que recomendable, no solo para aquellos que trabajen y/o tengan niños y niñas, sino para todo aquel al que le guste sacar de paseo a su niño interior de vez en cuando.

Y ya que estamos con el inglés me gustaría acabar así… ¡su curso de Bushcraft es un must!

Yumi, Bosqueko, Canarias

Multiplicado por toda la primera infancia

El ejercicio era algo parecido a lo siguiente:

“-vamos a imaginar un lugar muy especial en nuestras vidas, en nuestro pasado, donde nos sentíamos muy bien cuando eramos niños, un escondite. Un espacio donde jugar, disfrutar y  pasar el tiempo eran la misma cosa…-“

“-ahora levantamos la mano los que recordamos que ese lugar estaba en la naturaleza-“

Sorprendente.

La mayoría.

Katia empezó así su ponencia en el 1er Encuentro de Asociaciones y Organizaciones de Educación en la Naturaleza, en Palma de Mallorca.

Ok, voy a mirar para adentro.

Recuerdo cuando jugaba en el parque, me llevaban mi padre y mi madre, jugaba con amigos y hermanos, o solo, recuerdos vivos, sensoriales, anímicos, pelota, trepar cada vez mas alto, saltar la cuerda, hacer refugios, correr como el viento.

Y el escondite.

El fondo de casa, con arboles , horas , tiempo, bichitos, ramas, arcos y flechas,  platos de barro, higos de verano, montañas de hojas en otoño, saltamontes, orugas, luciérnagas, arañas y hormigas.

Una lupa, un cuchillo, rollos de hilo y cuerdas, trapecio anillas y escala marinera, el hacha, martillos y clavos, y tablas viejas, un pajarito con el ala rota, un gato malo, un nido de hornero, un panal de avispas, flores en el pelo, piedras de colores, rodillas rotas, raspones generales.

Capa de superheroe, cara de limón, cara de caramelo, grito de tarzan, sigilo de apache.

Zetas en el aire con floretes de caña, naves espaciales de ladrillos rotos y palos, dormir, saltar, trotar, reír, pelear, trepar, cantar, lanzar, golear, vagabundear.

Duro como John Wayne, agil como Burt Lancaster, canalla como Clark Gable, certero, elegante e ingenioso como Errol Flynn, misterioso como Bogart…

Canoa entre los juncos, viento y remos que salpican, cafe de cowboy por la mañana, echando una brasa para bajar los posos.

También cuatro o cinco grandes caminatas, épicas, de descubrimiento, de resistencia, de investigacion, de gusto, cansancio, tormenta, risas, romance, frío, calor, rayos y centellas, llegar.

La punta de la nariz congelada, o el cuello y las orejas abrasadas.

Un fin de semana de campamento inolvidable también…o dos, lo dejamos en seis.

Y ocho, nueve dias, en un camping solitario, haciendo fuego por la noche, mirando las estrellas,  amaneceres y atardeceres, rocío fresco, sombras cómodas, aire puro, guitarras y compania

Incluso un mes entero en la playa, salado, arenoso, olas y espuma, mejillones y corvinas, bailes descalzos, sol en la piel

Todo eso quedo en mi.

Días mas tarde tomamos un café, de esos largos , de charla lenta e impredecible con Patty.

Le comparto estas cosas, y otras, y hablamos desde hace un rato sobre su trabajo, en educación en la naturaleza:

“-todo eso que me cuentas… multiplicado por toda la primera infancia”

TTNK 2018

Gracias Noelia, Bosqueko

Mi experiencia con el taller que se llevo a cabo en Bosqueko con Gabriel de Bushcraft School superó toda expectativa.

Nos llevamos una mochila de recursos y experiencias más que suficientes para poder poner en práctica en la vida así como para los/as acompañantes de nuestro proyecto de educación en la naturaleza. Además en nuestro caso, se quedaron muchas estructuras para el disfrute de niños y niñas en nuestro espacio.

Sin duda, lo recomiendo como un recurso imprescindible para este tipo de proyectos y en general para cualquier amante de la naturaleza.

Además, la cercanía, el cuidado y la profesionalidad de Gabriel, pone el broche de oro a estas experiencias.

Deseando que pueda regresar y seguir aprendiendo de este gran profesional y compañero.

Noelia, Bosqueko , Islas Canarias

La BUSHCRAFT FOREST SCHOOL para niñ@s del bosque

La Bushcraft Forest School surge a partir de la iniciativa de padres/madres para continuar la experiencia de educación y juego en la naturaleza de sus hij@s, que ya han egresado de la escuela del bosque en edad pre-escolar, en la isla de Mallorca.

L@s niñ@s han crecido, y han ingresado en el colegio, ahora estan en primaria.

Se van adaptando bien, pero perciben que necesitan también el bosque , el espacio y el tiempo en la naturaleza donde han pasado cada día desde que tenían dos años hasta los 5 o 6 .

Llaman a TTNK, un viejo niño del bosque Ex Guardabosque , instructor de supervivencia y bushcraft,  neoruralista, con formación y experiencia en educación en la naturaleza, (desde el 91´dice el, lo que lo hace sentir muy viejo) .

Vive en el pueblo.

Se decide empezar una experiencia piloto de forest school, en forma de grupo cooperativo de juego, que funcione por las tardes para niñ@s en edad escolar .

Dos semanas después empezamos a ir al bosque con un grupo reducido de niñ@s y madres/padres acompañantes, a jugar, aprender y compartir junt@s tiempo de calidad en la naturaleza

El equipo  se completa con Olga, mama de una niña del bosque, quien se integra como acompañante al proyecto. Tiene experiencia con grupos de niñ@s y en la naturaleza. Sabe mucho de plantas medicinales y comestibles. Estuvo en los Boy Scouts, fue monitora de esplai: no empieza una nueva experiencia, la retoma. Recuerda muy bien excursiones, veranos en el campo, desde que tiene memoria… Es una excelente compañer@, canta , baila y juega,  y la he visto trepar a un pino sin ramas en sandalias para amarrar un cabo de un puente de cuerda.

El resto es historia conocida.

No tenemos local, somos todoterrenos y funcionamos en cualquier clima y estacion , vamos de excursión a las cuevas, a la montaña, a construir cabañas, a cocinar cosas y sobre todo a convivir, crecer, jugar y aprender en el bosque.

En 1597,  el poeta John Harington, invento el inodoro, para regalarselo a la reina de inglaterra, un obsequio de sospechoso simbolismo metaforico.

Nosotros somos mas de 1596, sabemos bien como ir al baño en el monte , sin dejar rastros ni contaminación, desde muy pequeñ@s, de forma natural e higiénica.

Lo comento porque siempre la pregunta es “¿como van al baño?” y la respuesta siempre horroriza a las maestras y a las abuelas.

La otra pregunta es que hacen si hace frio y/o llueve.

Pues nos divertimos mas.

Montamos un toldo o refugio, nos calzamos las botas y los petos impermeables y no hay lluvia que nos arruine la jornada.

Solamente si hay peligro de viento, caida de ramas o arboles, buscamos un lugar seguro, o vamos a una casa a ver alguna peli de Miyazaki mientras comemos palomitas u otra cosa que se nos haya ocurrido cocinar, aprendemos primeros auxilios , o a coser … Pero en Mallorca esos dias los puedes contar con los dedos de una mano.

L@s niñ@s del bosque que asisten son de lo mas divers@s, ¡que suerte!

En el grupo hay mallorquin@s, catalan@s, frances@s, aleman@s, uruguay@s, ingles@s, polac@s ….tod@s son bien recibid@s, nos encanta que haya tanta variedad, es un grupo muy interesante.

Cocinamos pizzas, tortitas, palomitas, pan de cazador ,omelettes, brochettes, chocolate caliente y muchas cosas ricas mas, que compartimos junt@s mientras contamos historias, chistes y canciones.

Hacemos nendo dango, comemos rucula, capuchina, vinagrella, madroños, hinojo, almendras, masticamos lentisco (mata), nos ponemos aloe vera o plantago recien cortado en las heridas y “raspaduras”.

Jugamos en puentes de cuerda, escalas marineras, troncos colgando de arboles, construimos cosas con piedras barro y paja, plantamos bellotas…

Marchamos, exploramos, trepamos y escalamos la montaña.

Vamos a nuestros lugares secretos, cuevas y cabañas que construimos en lugares que no podemos contar.

Tenemos un botiquín con elementos que hemos aprendido a usar (tiritas, suero fisiologico, gasas, esparadrapo) , a veces curamos a nuestr@s compañer@s cuando se lastiman.

Conocemos el equipo que llevamos en la mochila y para que sirve, cargamos cada un@ con sus cosas, a veces lo repasamos para recordar la utilidad de cada elemento.

Si alguien se olvida de su merienda, le compartimos.

Tod@s, somos herman@s del bosque.

Limpiamos alrededor del Pi Gros, un gran pino , el Abuelo Árbol de de la zona baja del bosque de Bunyola, porque tiran  latas y basura ahi.

Si entramos muy despacio al bosque, muy callados y sigilos@s, es muy posible que veamos al conejo gris.

Los petirrojos estan encantados con nosotr@s y se dan un banquete de migas cuando terminamos de merendar, siempre estan muy cerca , esperando su turno de alimentarse.

El equipo acompaña el proceso de crecimiento de l@s niñ@s de forma respetuosa, proponiendo actividades y facilitando, cuando es pertinente, materiales que actúen como disparador de juego, actividad física, intelectual, emocional, pensamiento logico-científico, etc …

Nos ponemos en disposición de escucha activa, en el aquí y ahora, intentamos generar una respuesta personal y desde el equipo que sea integral y holistica… percibir lo que l@s niñ@s intentan expresar con palabras, gestos, postura corporal, señales no verbales, trama vincular, etc…

Intentamos afinar lo mas posible nuestra percepción de como se encuentran l@s niñ@s hoy, y ahora.

Cada dia es distinto.

Heráclito dijo algo asi como :

“Ningún hombre [o mujer] puede cruzar el mismo río dos veces, porque ni el hombre ni el agua serán los mismos.”.

No podemos hacer lo mismo o intervenir de la misma forma repetitivamente, porque hoy a Pep se le ha muerto su  tortuga “Flash”, o porque  Maria no pudo dormir en toda la noche ya que su hermanita bebé lloró  sin parar, o el papá de Alvaro esta trabajando en el exterior hace un mes y le extraña muchísimo, o en el cole hoy se han burlado de Tomeu y se ha puesto muy triste.

A veces nos damos cuenta conversando u observando que vari@s niñ@s vienen agotados ,no fisicamente, sino emocionalmente , hay mucha presion academica, aunque parezca absurdo y sean tan pequeñ@s, clases, tareas, deporte, extracurriculares…

Todo eso influye en lo que le llamamos el “momentum” grupal  al que necesitamos estar conectad@s a través de la observación tanto libre como pautada (“momentum grupal” articulo en preparacion , TTNK et al, 2020)

No solamente determinan el clima grupal y el desarrollo de la actividad las cosas tristes.

L@s abuel@s de Laura estan de visita, han venido de Berlin, y han hecho que hoy venga feliz de la vida, radiante! o que Fernando hizo magdalenas de chocolate con su mama, eso lo llena de orgullo al compartirlas con tod@s, y ayer Noelia paso toda la tarde jugando con su mejor amiga Pilar en la playa… vaya si cambia eso un día en el grupo , influye muchísimo!  y lo celebramos disfrutándolo al máximo!.

 “cada vez que le enseñamos algo, le privamos de la posibilidad de inventarlo por el mismo y de la alegría del haber descubierto algo! ”  .

(Jean Piaget)

Vamos con mucho cuidado de imponer o forzar curricula , programas o actividades, simplemente las tenemos disponibles para cuando sea el momento oportuno.

No vamos a interrumpir ese juego arrastrando rocas hacia la zanja en el que están tan concentrad@s desde hace media hora para enseñarles el as de guía (nudo marinero), eso ya lo aprenderemos en su momento. Ahora ¡a mover piedras! (no solo mueven piedras, observamos que hay una interacción inusual y muy positiva entre dos chicos que generalmente no juegan juntos, están cooperando y organizando la maniobra dialogando y llevando adelante sus ideas comunes, es un momento muy interesante… dejemos que fluya…

hoy es dia de bushcraft school!

Para much@s , el mejor dia de la semana.

Nos reunimos en el punto de encuentro en el pueblo y vamos al bosque .

Cada niñ@ lleva en su mochila lo que necesita para la aventura de cada semana.

Llevan también un bastón de marcha de madera del bosque, instrumento y herramienta primitiva para la que tenemos un sinnúmero de utilidades practicas que vamos descubriendo e integrando.

Luego vamos al lugar elegido ese dia, la mayoria de las veces consensuado,  y alternamos momentos de juego, momentos de aprendizaje de técnicas de bushcraft, momentos creativos, comemos lo que hemos traído o cocinamos cosas, exploramos, cantamos, bailamos, bromeamos…

Al finalizar la actividad tenemos un ritual que es cantar esta cancion de los indigenas de america

Tierra mi cuerpo,

agua mi sangre,

aire mi aliento,

y fuego mi espiritu

Lo hacemos en ronda, girando golpeando la tierra fuerte con nuestros bastones, es muy divertido.

y por sobre todas las cosas: ¡ somos libres!

Libres en el bosque para correr, gritar, saltar, sentir el viento en el pelo, el canto de los pájaros, el zumbido de los insectos, la textura de las rocas y los troncos, de la hierba y las hojas, la lluvia , el sol, las risas, los aromas,  l@s amigos compañer@s de aventuras, la relatividad del tiempo que se estira y que se encoge.

Como un reloj de una pintura de Dali.

Con un absoluto disfrute del aquí y ahora …

¿verdad que al leer esto, aunque sea un poquito, le aparece a usted, estimad@ lector@ un  vestigio de  memoria sensorial de lo que cuenta este párrafo de conceptos cuanticos complejos, aunque simples cuando uno tiene seis años?…

Character consists

of what you do

on the third

and fourth tries.“ 

James A. Michener, del libro “Chesapeake”  (1978)

“-…Forjamos nuestro caracter en el bosque, nos caemos siete veces, y nos levantamos ocho, pequeños episodios resilientes que se incorporan a la articulacion cotidiana  del/la niñ@ con la realidad..”

resiliencia y educacion en la naturaleza” TTNK et al, 2019

L@s acompañantes nos movemos en lo que llamamos el limbo del proceso en marcha, lo que a grandes rasgos significa que nos posicionamos en una zona fronteriza entre el adentro  y el afuera del proceso grupal, manteniéndonos en el afuera cuando el grupo de forma espontanea “engancha” en un juego o actividad , tanto el grupo entero como en subgrupos e incluso en forma individual, y acercándonos mas dando “un paso adentro” cuando es necesaria nuestra intervención o el mismo grupo facilita la introducción de una técnica, actividad o material solicitándolo de forma explicita o implícita.

El concepto de distancia operativa se mueve por un principio muy simple: ni tan dentro que te quemes, ni tan lejos que te enfríes.

El discernimiento necesario para identificar indicadores que nos den pautas para la intervención necesita un trabajo constante: personal y en equipo.

Supervisamos regularmente con una Psicóloga / Psicomotricista /Maestra Infantil (all in 1!) y sobre todo: ¡acompañante del bosque! con mas de cinco años de experiencia en forest school y treinta en educación infantil, que nos asesora y aconseja en las lineas pedagógicas, la teoría , la practica y la didáctica y las lineas de intervención en los procesos individuales y  grupales.

Nos brinda un punto de vista externo desde la experiencia y la formación que nos enriquece y ayuda a realizar mejor nuestra tarea.

Creemos que es muy importante mirar hacia nuestro interior como adult@s para poder estar mejor preparad@s para observar y acompañar.

Trabajamos el proceso personal de los integrantes del equipo en su función de acompañantes y compañer@s de proyecto. Nos aporta ademas estudios de caso y referencias bibliográficas para complementar nuestra praxis.

La experiencia piloto ya parece ser un proyecto solido y con la base suficiente para crecer y poder beneficiar a mas familias.

La convocatoria a formar nuevos grupos y recibir a nuev@s integrantes es inminente.

Y lo mas importante: que mas niñ@s puedan disfrutar de su contacto con la naturaleza, tan necesario y tan difícil de articular hoy en día con nuestros estilos de vida.

TTNK, 2019